No tengo muy claro a quien votaré en las próximas elecciones… Es más, creo que votaré en blanco dada la poca credibilidad que muestran los candidatos (todos en general!).

Pero lo que más me ha molestado de la campaña electoral ha sido cuando, el tipo que repartía folletos informativos de Iniciativa per Catalunya Verds en la estación de tren, me ha obviado. Es decir, ha repartido la propaganda a todo el mundo excepto a mi.

A caso no tengo pinta de votante de ICV? Por qué a mi no me dan la papeleta y, en cambio, sí a unas jovencitas con 18 años recién cumplidos? Qué preteden, captar el voto de los novatos en vista que los veteranos (si se me puede considerar veterana!) ya están ideológicamente posicionados?

Los mismos perros con distinto collar… Decididamente, votaré en blanco.

Anuncios

En días tristes grises y encapotados como el de hoy te das cuenta de lo fácil que es clasificar psicológicamente a los seres humanos de nuestro alrededor. Me explicaré.

El cielo amenaza lluvia pero, a pesar de ello, algunos deciden salir de casa sin paraguas. Otros, en cambio, son más precavidos y prefieren acompañarse del utensilio portátil.

A partir de la rápida observación que he hecho de camino al trabajo he sacado un par conclusiones, que son:

Los que, a pesar de estar el cielo gris y amenazante, no llevan paraguas son personas realistas. Por contra, los que acarrean con el paraguas arriba y abajo son personas optimistas.

Paraguas

El motivo? Muy fácil. Tal y como está el tema del cambio climático y de la inminente sequía en la gran ciudad, la gente que no lleva paraguas es realista porque, de un modo u otro, acepta que no lloverá a pesar de estar el cielo tapado. En cambio, los que llevamos paraguas (en este grupo me incluyo yo), pensamos que el cielo cubierto es el anuncio de fuertes lluvias, por otro lado necesarias. De ahí que seamos optimistas.

Como ya he dejado caer anteriormente, yo pertenezco al grupo de los optimistas, y tú?

Después de comprar a través de Amazon mi primer libro-no-editado-en-España, me di cuenta que mi nivel de inglés no era tan bueno como para entender lo que el autor pretendía expresar con sus palabras. Así que abandoné el libro en la estantería durante algo más de dos años a la espera de volver a iniciar la lectura con más éxito.

El otro día iba en el tren, de pie como de costumbre, y vi entre la marabunta un tipo que se estaba descojonando con el libro que estaba leyendo. El hecho de ver a alguien reírse sólo mientras disfrutaba de su lectura captó mi atención hasta tal punto de fijarme que estaba leyendo la traducción del mismo libro que había comprado en Amazon un par de años antes.

[Cabe decir que, cuando me compré el libro en cuestión, era totalmente desconocido en este, nuestro país. Pero ahora, con la fama que ha criado su autor, es un auténtico best-seller en las librerías!]

Lectura

El hecho de ver aquel tío riendo sólo mientras leía el libro me hizo plantearme una cuestión: o me apuntaba a inglés para poder entender el libro, o conseguía la traducción ya editada en España. Una decisión rápida, fácil, económica y…

Ya tengo en mis manos la traducción de The gun seller, o lo que el traductor dice que es lo mismo, Una noche de perros. Empecé a leerlo en el tren de regreso a casa y, como aquel tipo que vi en el tren el otro día, yo también me partía la caja.

Sin duda alguna, te recomiendo esta novela.
_______

Offtherecord
Efectivamente, el autor de la novela es Hugh Laurie. La escribió en 1996 y, para que el editor no la rechazara de antemano por ser de un famoso actor inglés, la presentó bajo pseudónimo. Ahora que Hugh Laurie es mundialmente conocido como House, te venden el libro con la coletilla de “la divertida novela del dr. House”. Sin comentarios…

El miércoles la ingresaron para operarla de la matriz y, de paso, hacerle una biopsia en el intestino. Cuando la dejamos en la clínica nos miró con cara triste, quizás porque pensaba que la abandonábamos sin más. Después de la operación, estuvo un día en observación para ver como prosperaba. En total, fueron un par de días fuera de casa, posiblemente todo una eternidad para ella.

Fuimos toda la familia a recogerla. Ella estaba aun sedada y adormecida, no sabía porqué había pasado tanto tiempo allí con aquellos seres extraños. En el coche, se asustó de la oscuridad y se rebeló mordiendo y arañando todo a su alrededor.

Gato feliz

Al llegar a casa, a su casa, se tranquilizó. Todo estaba tal y como lo había dejado un par de días antes: su cama, su lavabo, su comida… Mina lloró. Supongo que lloró de emoción, de felicidad, de ver que volvía a casa con aquellas personas que dos día antes la abandonaron dejaron en manos de los veterinarios.

Nunca antes había visto un gato llorar. Sin duda alguna, a pesar de lo que digan algunos, tienen sentimientos como las personas. Y Mina lo demostró con lágrimas de felicidad felina.

MACBOOK

09/02/2008

Al final, después de meditarlo con la almohada durante mucho tiempo, he caido. Escribo estas líneas desde mi nuevo y flamante Macbook blanco.

Macbook

Sencillo, intuitivo, amigable y exquisito, además de elegante y pijo. Porque sí, lo acepto, he comprado una marca, una imagen, un ordenador lleno de detalles y pijadas.

Pero… es tan bonito! Todo empezó hace un par de años cuando un compañero de trabajo me dejó testear su iPod nuevo. Fue entonces cuando, sin yo quererlo, caí en las redes de Apple.

Y muy contenta, oiga! Pensaba que sería más difícil dar portazo a Microsoft pero va a ser que no. Los Mac, hoy en día, disponen de programas compatibles con la competencia además de software libre la mar de valido.

En fin, que quien no cambia es porque no quiere! Me voy a seguir descubriendo el maravilloso mundo de los Macintosh