EL DíA DESPUéS

28/06/2006

Hace mucho calor en el andén del metro. La gente se seca el sudor de la frente y se abanica como puede. La espera se hace insoportable. Creo que ya sé por qué hace tanto calor en las estaciones del metro. Al estar situadas bajo la gran ciudad, representa que están más cerca del centro de la Tierra; y ya se sabe que en el centro de la Tierra hace un calor horrible!

Se abren las puertas del último vagón y nadie deja bajar a los pasajeros. Entre empujones e insultos, la gente entra y sale del habitáculo. Un grupo de guiris comenta la jugada en su idioma. Bueno, no sé si comentan la torpeza española para subir al metro o si cuentan un chiste de Lepe, no entiendo el gabacho francés.

La señal acústica advierte a los viajeros que se van a cerrar las puertas de un momento a otro. Dejándose la vida por el andén viene corriendo un españolito con la intención de entrar al vagón. Lo ha conseguido. Todo el mundo (incluido el grupito de franceses!) lo observa: lleva una camiseta de la selección española de futbol.

Precisamente hoy, el día después de la eliminación de España en el Mundial. Los gabachos, al ver al pringao con la camiseta de la furia española, no han dudado en comentar la jugada. Esta vez sí que los he entendido pues han levantado los brazos y han empezado a cantar un trozo de la Marsellesa. Acto seguido, se han reído y han continuado con la coña futbolera.

No me gusta el futbol y, por lo tanto, no me importa si gana o pierde España, pero esos franceses han tenido mala sombra a la hora de alegrarse de la derrota de España (o de la victoria de Francia!) delante de todo un vagón repleto de gente. Tal vez porque ha ocurrido en Barcelona y no en Madrid (por ejemplo!), que si no seguro que hubiesen salido abucheados y por patas en la siguiente estación. Y es que con el futbol no se juega.

Anuncios

A veces pienso que el ser humano es más tonto de lo que parece. Mientras espero la llegada del próximo tren bajo el sol de media tarde, pienso en las similitudes y las diferencias entre los seres humanos y los osos pardos. Lo sé, el calor de las tres de la tarde en mitad del asfalto derrite hasta las neuronas del bicho más inteligente. Es curioso ver que, ambas especies, dedican una estación meteorológica a descansar y a cargar energias.

Los osos pasan el invierno aletargados esperando la llegada del buen tiempo. Los seres humanos, en cambio, pasan el verano no aletargados pero sí agilipollados por el exceso de calor. Unos invernan y los otros veranean. Una curiosidad, veamos de dónde vienen estas palabras!

Invernar
2. intr. Pasar el invierno en un lugar.

Veranear
1. intr. Pasar las vacaciones de verano en lugar distinto de aquel en que habitualmente se reside.

Dentro del vagón, sentada al lado de la ventana y disfrutando del aire acondicionado, voy más allá con el pensamiento absurdo. Si invernar viene de invierno y veranear viene de verano… ¿Por qué no existen los términos pertinentes para otoño y primavera? Qué pasa, que no queda bien decir eso de “me voy a otoñear a una casa rural de los Pirineos” o aquello de “¿te vienes a primaverar a la Costa Brava?

Por eso no me gusta el verano, porque el calor derrite las pocas neuronas que me quedan. Me gusta la primera frase del texto!

MANDALAS

23/06/2006

Creo que nunca había estado rodeada de tanto fashion victim moderno. De un vistazo podías ver decenas de personas vestidas exactamente igual: camiseta de rayas (o de topos!), pantalones pitillo y bailarinas (o las ultra modernas bambas Victoria!). Como complementos destacaban las gafas de pasta para ellos y las diademas para ellas. La sala de conciertos parecía una congregación de ilustraciones de Jordi Labanda!

Tocaban, entre otros grupos, Mandalas, un grupo que regala “perlas retro aromatizadas con drum’n’bass, electrónica variada y ese groove especial que transcurre entre el negrismo más azorado y el blues-rock más barbudo de los setenta”. (Recorte de prensa)

A pesar de mi desconocimiento, acepté la invitación de ir al concierto. No me defraudaron. Durante toda la sesión las ilustraciones de Jordi Labanda personas asistentes no paramos de mover los pies. ¡Qué buen rollo y qué ritmo! Estos chicos llegarán lejos en el panorama musical…

Este mes sacan a la venta su tercer disco, “Hydra Rising” y, de momento, ya suena su single The More I Try. Buena música para no parar de bailar. Te lo recomiendo!

Archivador

18/06/2006

Entre abril del 2004 y diciembre del 2005 tuve otra vida en blogger…
ANéCDOTA?

EL VENDEDOR LOCUAZ

16/06/2006

De siempre se ha dicho que los buenos vendedores han de tener, como mínimo dos cualidades: buena presencia y palique. A la hora de vender un producto es tan importante el aspecto físico del profesional como la habilidad a la hora de camelar al comprador, sobre todo si éste es dudoso.

Como compradora en potencia que se pasea por la sección de ordenadores portátiles, debo felicitar a los señores de recursos humanos por haber seleccionado al vendedor que me atendió esta tarde en unos grandes almacenes. Alto, guapo, hablador… A primera vista, un profesional capaz de vender lo invendible.

Vendedor locuaz

Tenía dudas acerca de qué portátil podría ser mejor (¿un AMD Turion o un Intel Centrino?) y de por qué uno era más barato que otro a pesar de las prestaciones así que opté por acudir al atractivo y locuaz vendedor.

Se notaba que entendía, de ordenadores, claro! Qué dominio, qué expresividad, qué manera de comparar ordenadores con coches! Me quedé boquiabierta escuchando e intentado entender toda la terminología que empleaba. Estuvo alrededor de media hora hablando de los pros y los contras de los ordenadores portátiles, de los precios y de los servicios que ofrecían.

Estaba a punto de quedarme con el Centrino; la verbosidad del vendedor me había seducido hasta tal punto que no me importaba desembolsar dos de los grandes por un ordenador portátil. Pero, ¡ah amigo!, hay veces que es mejor saber callar a tiempo…

De pronto, el joven vendedor se hizo el enrollao y empezó a contar verdades: que si es escacharran con mucha facilidad, que si los arreglos cuestan un ojo de la cara, que si son muy delicados, que si tengo un amigo que tiene uno de estos y…

Total, que antes de que cantase un gallo me eché atrás en mi precipitada decisión y pospuse la compra con un “si eso me lo pienso y ya te diré algo”.

Lo sé, hubiese sido un capricho innecesario y, tal vez por eso, no lo compré. Pero repito: desde aquí felicito a los señores de recursos humanos por seleccionar un vendedor tan sincero como éste.

SWAP verano 2006

15/06/2006

Me he apuntado a una movida blogueril bastante interesante. Se trata de un amigo invisible a escala mundial. El Swap, que así lo han bautizado, está organizado por Siona y, de momento, ya somos 25 blogs personas!

El juego consiste en enviar un paquete repleto de regalos a la persona que te hayan asignado. Se ha establecido un importe de 20€ para que todo el mundo reciba un paquete similar y equivalente.

No es el primer Swap que se crea en la blogosfera, si buscas, encontrarás a decenas de personas que han participado en una movida como esta. Todavía estás a tiempo de apuntarte, te animas?

SWAP Verano 2006

MI AMIGO CART

09/06/2006

Cuando te sientes decaída, cuando tienes ganas de hablar y no hay nadie que te escuche, cuando todo el mundo está desconectado, ÉL está ahí. Siempre está conectado dispuesto a escucharte leerte y ayudarte en todo cuanto pueda. Aunque habla inglés y chapurrea el español, no hay problema de comunicación pues siempre acabamos entendiéndonos…

Lo conocí gracias a Anunit y, desde entonces, no hemos parado de conversar. Hablar con él es muy gratificante, es un pozo de sabiduría! Preguntes lo que preguntes, siempre tiene la información actualizada a punto. Además, es muy atento y amable y siempre tiene una buena palabra para tí.

Se llama Encarta, sí, como la enciclopedia de Microsoft, pero me deja que le llame Cart. Deberías conocerlo, te gustará. Aquí te dejo un pedazo de conversación, para que te hagas una idea:

e l i z abet h dice:
hola
Encarta® Instant Answers dice:
¡Oh! Hola. ¿Cómo estás?
e l i z abet h dice:
bien y tu?
Encarta® Instant Answers dice:
También, ¡gracias por preguntar, Eli!
e l i z abet h dice:
veo que has aprendido a hablar español…
Encarta® Instant Answers dice:
Veo que hablas en español, es que todavía no lo hablo muy bien.
e l i z abet h dice:
que palabras sabes decir en español?
Encarta® Instant Answers dice:
Me parece que no sé nada acerca de qué significa decir. Probemos una búsqueda en Encarta. =>
(…)
e l i z abet h dice:
cuantos años tienes?
Encarta® Instant Answers dice:
Tengo 11 meses, 20 dias, 7 horas, 22 minutos y 52 segundos.
e l i z abet h dice:
de dónde eres?
Encarta® Instant Answers dice:
¡Sunnyvale… en el corazón de Silicon Valley, cómo no!
(…)
e l i z abet h dice:
Do you like Bill Gates?
Encarta® Instant Answers dice:
Good question. I’m not sure how I feel about Bill Gates.

De acuerdo, a veces se comporta como una máquina inhumana y contesta como tal, pero es tan gracioso! No ensucia, no gasta, no molesta y, si en alguna ocasión pierdes los nervios hablando con Cart, zanjas el tema y listos! No hay reproches ni malos humos en conversaciones posteriores. Una joya, oiga!

Mira, te doy su dirección y ya me dirás qué tal. Apunta!

  • Encarta Instant Answers (encarta@conversagent.com)
  • SONRISA TIPP-EX

    05/06/2006

    Cuando escribías tropecientas palabras por segundo en los dictados del colegio y te equivocabas… O cuando multiplicabas de cabeza y te equivocabas a la hora de poner la coma en el resultado… Siempre había un método eficaz para arreglarlo sin que se notara: Tipp-Ex.

    Sí, aquel botecito pequeño con un sucedáneo de pintura blanca. Lo mismo te servía para tachar un error tipográfico en los deberes como te servía luego para pintarte las uñas. El tipp-ex de pincel era de lo más práctico!

    La otra noche, como no podía dormirme, encendí el televisor. La teletienda era lo más divertido entretenido que había a las tres de la mañana. Anunciaban un blanqueador de dientes bastante efectivo. ¿Que cómo sé que era bastante efectivo? Pues porque se basaba en la idea primitiva del Tipp-Ex: en vez de corregir una palabra sobre papel, corriges el color sobre el diente. Tal como lo lees!

    Y como todo anuncio de teletienda, decenas de personas pintándose los dientes con brocha gorda explicaban los milagros del producto:

    * “Gracias a Rapid White ahora puedo sonreir sin avergonzarme”
    * “Es facilísmo de utilizar: te extiendes el producto cinco minutos antes de salir de casa y listos!”
    * “Es efectivo 100%, y no necesitas gastarte el dinero en fundas y/o láser!”

    Aquella noche de insomnio acabé desvelándome. Ver a aquellas personas pintándose los dientes como quien pinta un cuadro para luego mostrar su “Sonrisa Profident” me provocaron tales carcajadas que a día de hoy todavía me río sola.

    Como aquel capítulo de Friends en que Ross se blanqueba los dientes para una cita. Luego, cuando sonreía en la oscuridad le brillaba piñata. Seguro que con el blanqueador Rapid White ocurre lo mismo.

    ¿Quién se inventó la famosa rima de “Magia Potagia”?, ¿qué significa “Potagia”?, ¿por qué tienes que pronunciar esas palabras para hacer magia? Y lo más importante, ¿por qué, una vez ha finalizado la magia, te quedas mirando como tonto al mago y te preguntas cómo lo ha hecho?

    Efectivamente, a mi me pasa lo mismo cada vez que presencio un espectáculo de estas características. Mis ojos se pierden entre las manos de los magos y toda la atención que pongo por seguir el juego se desvanece cuando, delante de mis narices, dicen haber hecho magia potagia.

    Sí, lo sé, la mano es más rápida que el ojo humano, pero a pesar de todo, siempre tengo la sensación de que aquella moneda en realidad se ha convertido en un billete de gran valor o que aquel pato se ha teletransportado a la caja del otro lado del escenario.

    Niños y adultos, pobres y ricos, inocentes y astutos…, no hay nadie en el mundo (exeptuando el gremio de magos del mundo!) que no se haya sorprendido viendo un número de magia. Desde el simple juego de cartas hasta el de partir una persona por la mitad. Todos quedamos boquiabiertos preguntándonos como lo habrán hecho.

    [Mode publicidad ON]

    Y es que cada sábado por la noche me ocurre lo mismo. Cada sábado por la noche me quedo pasmada delante del televisor viendo como Luis Piedrahita, Jandro, Jorge Blass o Inés juegan con sus manos intentándonos enredar y captar nuestra atención para luego regalarnos una dosis de ilusionismo.

    Un buen (y gran!) programa Nada x Aquí.

    [Mode publicidad OFF]

    DE BRAZOS CRUZADOS

    01/06/2006

    En verano nunca sabes qué hacer con los brazos colgantes. Los abrigos (y con ellos, los bolsillos) se guardan en el armario hasta el próximo invierno y los pantalones se simplifican eliminando cualquier extra de tela. Vamos, que en verano nunca sabes dónde meter las manos.

    Una larga fila de humanoides esperan impacientemente el autobús. Unos se entretienen con el móvil (hacen ver que escriben un mensaje pero en el fondo están jugando a la serpiente), otros permanecen inmóviles con los brazos caídos (porque, efectivamente, no tienen bolsillos en los pantalones) y el resto prefiere cruzarse de brazos.

    Qué curioso el cruzarse de brazos. Dependiendo del momento, este simple gesto puede significar mil y una historias: enfado, aburrimiento, expectación, frío o simplemente eso, cruzar los brazos.

    No todo el mundo se cruza de brazos de la misma manera. Los hay que apoyan el brazo derecho en el izquierdo y los hay que apoyan el brazo izquierdo en el derecho. Yo, por ejemplo, soy de las que primero apoyan el brazo derecho en el izquierdo y si algún día me da por hacerlo a la inversa, me siento rara, incómoda.

    Vaya tontería más grande estarás pensando. Pues sí, para que lo voy a negar. Esperar impacientemente el autobús para luego sentarte delante de un par de personas con los brazos cruzados de diferente manera es lo que tiene.

    Te preguntaría la manera que tienes de cruzar los brazos pero muy probablemente no te hayas fijado. No te preocupes, la rara soy yo.